Este ha de ser un espacio donde haya sitio para todo tipo de tazas:

de porcelana, de cerámica, de barro, de cristal, de metal...

incluso los cafés en vaso de plástico.


martes, 17 de enero de 2017

Limpieza de gente

La típica agendita, 
la tengo desde hace la tira de años...


Tengo una agenda de papel que llevo en el bolso, la de anillas de toda la vida. Allí hay unas páginas para apuntar direcciones y teléfonos, y tengo bastantes contactos. 

Tengo otra lista de teléfonos en una libreta en casa. Es un cuaderno muy sencillo, de esos de espiral, con tapas azules sin gracia ninguna, pero muy práctico (nota mental: podría tuneármelo y que fuera un poco bonito, ya puestos...)

Esta es más sosaina...

En el móvil tengo bastantes teléfonos también, además de los contactos de los correos electrónicos (se me han mezclado), y si en algún momento se perdiera o se estropeara, esa información quedaría en el limbo.



Aquí mis contactos, 
aquí unos lectores...

Y es lo que ha ocurrido (a medias). He cambiado de móvil, y al poner la tarjeta SIM en el nuevo, algunos contactos no se han pasado. Entre ellos, los números de un grupo de amigas de whatsapp y el más importante de todos... ¡mi marido!


En mi caso no ha sido así de fácil, ainsss!

No entiendo ná. Los otros grupos están ahí... (aunque las conversaciones se han borrado, no pensé en guardarlas en Drive o algo así, jo, qué mal).

Por eso es tan importante que me haga un excel con los datos de la gente que conozco, con teléfonos, direcciones, mails... marcando a las personas que ya no me interesan, pero sin eliminarlas, por si acaso en algún momento necesito su teléfono (sí, ya... lo necesitaré en caso de hecatombe nuclear a nivel mundial, no te fastidia). 


¿Los necesitaré? ¿seguro? 


No, ya que me propongo un trabajo tan monumental, mejor reviso la agenda y saco de mi vida a unas cuantas personas que ya no forman parte de mi entorno, o que no me interesa mantener... 

En un excel los podré ordenar por grupos, por orden alfabético, por cualquier categoría que me apetezca añadir... incluso podría imprimirlo y ponerlo en la parte de atrás de mi listín personal, ese azul cutrillo, en mi casita y a salvo.

También he comprado un índice nuevo para la agenda de papel, y sí, voy a hacer un buen zafarrancho de limpieza (como si no tuviera más obligaciones en la vida, no paro de ponerme deberes).


Yo no limpio así, si lo hiciera, 
otro gallo me cantaría (o varios, vete a saber)


Antiguamente la gente solo tenía una agenda en su casa, junto al listín telefónico, una libretita de notas y un bolígrafo, en la mesita del único teléfono familiar, en nuestro caso un Heraldo gris. 




No había pérdida posible, para hacer una llamada uno se sentaba junto al aparato, marcaba el número previa consulta en la agenda, tomaba los apuntes que fueran necesarios durante la conversación y, si fuera menester, se arrancaba la hoja de papel y se metía en el bolso para hacer el recado o lo que hiciera falta.

Ahora no. En este mundo tecnológico nuestro, el móvil se supone que nos facilita la vida. Pero en cuanto lo pierdes o te lo cambias... o eres un lumbreras o te quedas in albis... (yo soy una torpe del copón, que también lo tengo asumido).

¿Y los ordenadores? Con ese nombre, deberían ordenar todo, ¿no?
Pues no, al contrario: además del lío de documentación física que una casa produce, se añaden aquí los follones virtuales de "hala, ya tengo una factura sin papel", "uy, esto lo guardo", "ah, esto lo leo luego", "ehhh, las fotos aquí en esta carpeta", y otras frasecitas que seguro que hemos dicho todos en algún momento...


Viendo esto me entran ganas de llorar, 
también te lo digo...


Hace un par de años estuve tres semanas sin ordenador, y apenas usaba el móvil. ¿Y sabéis qué?
¡Fui feliz!


PD - He recuperado a mi marido como contacto, por si alguien se lo preguntaba...
PD2 - Me parece que me ha quedado una entrada un poco de viejuna, ja ja ja...







13 comentarios:

  1. Los teléfonos con sistema operativo android requieren una cuenta de gmail para usar el teléfono, y es ahí donde se guardan los contactos automáticamente, aunque te confieso que yo también tengo desde hace años una súper agenda de anillas con las direcciones apuntadas en esas hojas de papel. Me da pereza eliminar a gente porque me sobrarían más de la mitad de las páginas, así que ahí se quedan. En fin, problemas "agendiles" los tenemos todos. Ánimo con esa reorganización. Lo del excel me parece buena idea. Biquiños!

    ResponderEliminar
  2. Cualquier copia de la copia de la copia de la copia de seguridad, puede llegar a ser necesaria y puede llegar a ser totalmente inútil. Creemos que por perder algún contacto se terminará el mundo, pero no, los contactos siempre vuelven, son como el turrón en navidad...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la agenda de papel, Cris.
    Lo de la cuenta de gmail lo sé, sin embargo no se pasaron todos los contactos, me faltaron unos pocos (cosas raras, igual en el interior del aparato hay cavidades desconocidas, todo un mundo inexplorado...)

    Al final he de volverme minimalista. Va a ser lo más práctico, y como dice Elvis, seguro que vuelven...


    Besotes y gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  4. Las nuevas tecnologías es lo que tienen, yo usé agendas alguna vez de pequeñita, pero dado que pertenezco ya a la era digital, todos mis contactos están en el teléfono... Y claro, después pasa lo que pasa cuando cambio de móvil jajaja

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sabes, Sofía? cuando no había móviles, además de usar el "Heraldo" (el de la foto), también sabíamos de memoria los diez o doce teléfonos a los que solíamos llamar... me pregunto si las nuevas generaciones son capaces de memorizar números de esa manera... (me lo pregunto, pero no hace falta que nadie lo responda, eh... ja ja ja)

      Besotes!

      Eliminar
  5. Algo similar me ocurrió hace poco, mi pobre móvil tuvo que ser renovado tras mil años de servicio, y no se han pasado todos los contactos. Metí el de mi marido también (qué cosas, éstos móviles excluyendo a los esposísimos jajaja) y sobre la marcha iré metiendo los que necesite ^^

    Besuquis!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El minimalismo es lo que tiene... hay que sacarse gente de encima, ¡¡pero el marido nooooo!!! ja ja ja.

      De algún modo el teléfono memoriza las cosas en su interior y/o en la tarjeta SIM. Lo que pasa es que NAAAAADIE me preguntó dónde quería guardar mis contactos cuando los introduje.

      ¡Hombre ya! sospecho que la tecnología lo que hace es hacernos sentir idiotas, cagonlamarsalá... ja ja ja

      Besotes!

      Eliminar
  6. Yo soy una obsesa de las copias de seguridad así que por mi parte, ¡todo controlado! :D
    Y estoy de acuerdo con Elvis, al final, el contacto no se pierde :)
    ¡Cuántos recuerdos al ver ese Heraldo! :D
    Creo que yo también soy viejuna... xD
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je je, lo de "viejuna" lo he dicho de broma, lo que somos es mujeres con solera, ja ja ja.

      Besos!

      Eliminar
  7. ¡¡¡Mi teléfono!!!

    No sabía que se llamaba Heraldo... tantos años en el recibidor de casa y nunca me lo presentaron.

    Veo que ya sabes lo de la cuenta de google así que ya está. A mí me pasó lo mismo, perdí los teléfonos que tenía apuntados antes de tener el nuevo con sistema operativo android. Vamos que perdí el de mi marido, el de mi hermana, mis padres y mis amigos de siempre. Ahora están todos enlazados con la cuenta de correo.

    Una pregunta: ¿qué libro estás leyendo ahora?
    Yo ninguno, acabé el fin de semana uno y a ver con cuál sigo ahora. Ya te contaré.

    Besos y petons!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También estaba el "Góndola", que era estrechito y los dos modelos tenían la versión de colgar en la pared.


      El libro que estoy leyendo... la verdad es que lo voy a terminar porque casi estoy en el final, pero no se lo recomiendo a nadie. Se llama "Algú parla de mi", y es bastante deprimente, con personajes treintañeros que son incapaces de empatizar o sentir algo por los demás. Mucha cama, mucho sexo y mucha droga, pero poca sustancia... no me está gustando nada y no sé ni cómo ha llegado a mi vida. Hoy lo termino y sigo con lo mío.

      De momento, me gustaría leerme uno de Agatha Christie (para limpiar la cabeza), así podría participar en la página
      http://proyectoagathachristie.blogspot.com.es/

      Se están leyendo toda la bibliografía de la Christie y comentan uno por uno los libros. Como son cortitos, da tiempo a seguir con las lecturas habituales de una. Esta quincena toca "Inocencia trágica", está aquí en varios formatos:
      https://www.lectulandia.com/book/inocencia-tragica/

      Y por las noches estoy leyendo una biografía año a año de Virginia Woolf. Un tochazo de libro, pero muy completo, ya que la autora ha revisado todas las cartas, diarios y documentación que existe alrededor de la Woolf.
      Hace años me leí los diarios de Virginia y me llamó mucho como autora, lo que pasa es que con la biografía, a medida que habla de algún libro, me entran ganas de abordarlo. ASí que tengo un faenón por delante que no veas... ja ja ja (bueno, ya he leído unos cuantos de ella, algo he adelantado).

      Y eso es lo que estoy leyendo: la biografía (voy por la mitad) y el librillo éste que no me está gustando ná de ná...

      Petonets!

      Eliminar
  8. Yo de vez en cuando me da por pasar teléfonos del móvil a un documento en el pc, por si me quedo sin móvil algún día y se me pierde algún contacto.
    Y yo me acuerdo de la época sin internet (toda mi infancia). No es que eche totalmente de menos aquella época, ni niego las ventajas de internet, pero algunas cosillas sí que las echo de menos. Y es verdad: antes algunos teléfonos los teníamos memorizados, a los que más llamábamos. Pero ahora creo que ya nadie lo hace. Es lo que tiene cuando la tecnología es una extensión de nuestra memoria.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso del pc es lo que voy a hacer yo. De hecho, ya he empezado abriendo un excel...

      Espero que no me haga ningún mamoneo y me los desordene... el "ordenador"... ja ja ja.

      Besotes!

      Eliminar

Anda, no te cortes y suelta lo que piensas...

Tomaron café...


Contadores de visitas

Aviso:

La mayor parte de las fotografías publicadas en este blog han sido encontradas por Internet. Si el autor de alguna de ellas desea que la quite de mi página, por favor, que me lo diga en el comentario correspondiente dejando nombre y correo electrónico de contacto y será eliminada.
Gracias.