Este ha de ser un espacio donde haya sitio para todo tipo de tazas:

de porcelana, de cerámica, de barro, de cristal, de metal...

incluso los cafés en vaso de plástico.


miércoles, 23 de agosto de 2017

Mi tesssoroooo…



No, no soy Gollum, tranquilito tol mundo.

Simplemente, he escuchado una frase que me ha gustado, y la traigo para hacer una reflexión.

El tiempo pertenece a aquel
que sabe utilizarlo.
Leonardo Da Vinci

Que conste que soy una persona extremadamente consciente del paso del tiempo, de verdad. Fue "por culpa" de la Hermana Concepció, monja carmelita de mi colegio, a la que me hubiera gustado visitar de adulta para contarle la de veces que he pensado en ella durante toda mi vida. Creo que murió hace unos meses, aunque no estoy absolutamente segura.

En septiembre de 1976 yo tenía diez años recién cumplidos. Empezaba el curso, 5º de EGB. La Hna. Concepció, mujer de voz fina y piel blancuzca, de carácter suave y mirada limpia, tenía fama de ser una profesora dura y exigente, a pesar de su aspecto debilucho. Nadie se atrevía a contestarle mal, a desobedecerla o a mantenerle la mirada cuando hacía algún comentario desfavorable a nuestro comportamiento (nada que ver con otras monjas a las que tomábamos por el pito del sereno).

El primer día del curso, la Hna. Concepció nos hizo pensar en el paso del tiempo. "Hace poco acabó el curso, ha pasado el verano y ya estamos aquí de nuevo". Casi tres meses de vacaciones habían pasado volando, tenía razón. "Tal vez no os hayais dado cuenta hasta ahora, porque sois niñas y no pensais en estas cosas, pero fijaos bien, estamos en septiembre, de aquí cuatro días habréis terminado quinto de básica, estaremos en junio y volveréis a estar de vacaciones. A partir de ahora, el tiempo os pasará más deprisa, porque os haceis mayores".

¡La madre que... !!!   caramba con la monja, desde ese día fui tan consciente del paso del tiempo, que a veces me da vértigo. Porque ¿hacia dónde nos lleva esto? pues eso.


Hna. Concepció Vallès, años 70
es una foto de una foto, por eso está tan requetemal...



La palabra apreciar significa darle precio a una cosa. Como decía Serrat, no hay que confundir valor y precio, aunque si hablamos de nuestro tiempo tengan un significado muy similar. En este caso sí es lo mismo apreciar, valorar (dar precio, dar valor).

Nuestro tiempo es uno de los bienes más valiosos que tenemos. Un bien escaso, imposible de recuperar, de parar, de adelantar. Y frecuentemente lo malgastamos inconscientemente, tanto con tonterías que no nos aportan nada como con malos rollos, peleas o preocupaciones. 



No podemos ganar tiempo, pero sí organizarlo para que dé más de sí. Y si el poco que tenemos lo gestionamos adecuadamente, seguro que sale a cuenta. No digo que nos organicemos para hacer muuuuchas más cosas al día, más bien digo que podríamos disponer de un buen rato para nosotros mismos, para disfrutar sin prisas de las cosas, para lo importante, para mirar a nuestro alrededor y apreciar lo que tenemos.


Todos tenemos exactamente la misma cantidad de minutos al día. Si supieras que vas a morir en un mes, ¿seguirías buscando Pokemons*?



*  Quien dice “buscar Pokémons” dice jugar a Candy Crush, ver un programa basura, discutir con la pareja por chorradas, preocuparnos por cosas que no están en nuestra mano… hay muchas formas de perder el tiempo irremediablemente.

Total, que hoy cumplo cincuenta y un años.
¡Hermana Concepció!!!! ¡socorro!!!






3 comentarios:

  1. Per molts anys!!!

    Tenía ganas de volver a leerte, esto está muy silencioso por aquí, será porque es verano...

    Pues no pierdo el tiempo yo mirando el móvil... me lo restrinjo pero ya.

    Deseo que hoy estés teniendo un día muuuuuuy feliz y que lo seas por muchos días, meses y años más.

    Petonassos de cumple!!

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias, Pili guapisísssssssima!!!!

    Yo no tengo una vida, yo vivo en un torbellino, ja ja ja.

    Y eso que soy de tarannà tranquilo... (toooooma catalanada).

    Un beso muy fuerte.

    Volveré.
    En breve.
    De verdáz ��

    ResponderEliminar
  3. Felicidades reina!!! Pero yo pensé que serían 31. El tiempo debe ser de quien lo pasa como si no hubiera pasado el tiempo, sólo preocupándose en disfrutarlo, y espero que tú lo disfrutes mucho. Biquiños!

    ResponderEliminar

Anda, no te cortes y suelta lo que piensas...

Tomaron café...


Contadores de visitas

Aviso:

La mayor parte de las fotografías publicadas en este blog han sido encontradas por Internet. Si el autor de alguna de ellas desea que la quite de mi página, por favor, que me lo diga en el comentario correspondiente dejando nombre y correo electrónico de contacto y será eliminada.
Gracias.