Este ha de ser un espacio donde haya sitio para todo tipo de tazas:

de porcelana, de cerámica, de barro, de cristal, de metal...

incluso los cafés en vaso de plástico.


lunes, 6 de febrero de 2017

Ande yo caliente...


El mes de febrero empezó haciendo bastante frío, y como quería sentirme bien pensé que lo mejor que podía hacer era ir pisando fuerte.

Me apetecía algo que me recuerde el placer de las cosas cotidianas, así que hace unos días mis pies me llevaron a una tienda de calcetines. Compré unos para cada día de la semana, para disfrutarla con un par (nunca mejor dicho). 

Cada mañana traté mis pies como si fuera un ritual, tras la ducha los sequé bien y los hidraté con una crema perfumada que me encanta, y después… me puse unos calcetines nuevos.

Estrené el lunes unos tan mullidos que ni siquiera podía oír mis pasos, y el martes unas medias cortas para ir con tacones al trabajo. El miércoles, bajo los pantalones, usé unos largos por la rodilla. El jueves me puse unos estampados, con volantitos que asomaban por encima de los botines. El viernes usé unos pantys verde oscuro, a juego con el jersey, con falda corta y botas altas. Para el sábado reservé unas medias con liga (salí de fiesta). Y ayer estrené unos de angora, que me acompañaron en una tarde de sofá y mantita.

El hecho de ponérmelos ceremoniosamente me hizo disfrutar cada segundo y considero que deberíamos meditar sobre los placeres sencillos, ésos que a veces pasamos por alto con las prisas de la vida.

Os recomiendo que probéis una experiencia tan fenomenal. Yo lo hice hace años y fue muy placentero, por eso me apetecía repetir. Es algo que no supone ningún despilfarro, y una forma muy agradable de mimar nuestros pies, esos pobres que nos llevan a todas partes sin chistar y que, en definitiva, forman parte de nosotros. 

Nos merecemos un caprichillo.

“Porque yo lo valgo.”

  

4 comentarios:

  1. La sensación de estar calentito y confortable con ropa gruesa y suave cuando hace frío a mí es algo que me encanta <3
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que con los pies soy un desastre, el tema de las cremas no los llevo nada bien xD
    Eso sí, mis calcetines calentitos no pueden faltar, y con el frío de estos días, menos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Yo soy muy fan de los calcetines de rayas. También me gustan de colores, cuanto más chillones, mejor xD
    Qué bien que nos hagas reflexionar sobre los placeres sencillos, a menudo nos olvidamos de ellos :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Los placeres sencillos son los únicos sobre los que tenemos algún poder de decisión. Los demás... a menudo dependen de otros factores.

    Me propuse disfrutar de la vida a diario, y no puedo esperar a que me toque la lotería, yo voy haciendo...

    Besos a tuttiplen :-D

    ResponderEliminar

Anda, no te cortes y suelta lo que piensas...

Tomaron café...


Contadores de visitas

Aviso:

La mayor parte de las fotografías publicadas en este blog han sido encontradas por Internet. Si el autor de alguna de ellas desea que la quite de mi página, por favor, que me lo diga en el comentario correspondiente dejando nombre y correo electrónico de contacto y será eliminada.
Gracias.